Left
  • Matteo Sardagna
  • Matteo Sardagna
  • Matteo Sardagna
  • Matteo Sardagna
Right

MY MANIA: Matteo Sardagna
Mis calcetines

La atención se centra en el cajón.
Impresionan los colores atrevidos – por ejemplo, los de color uva –, se intuye la libre interpretación del detalle que compone el conjunto.
Sardagna mezcla los tejidos y el superclásico – de confección a medida – manejándolos como en una sinfonía.

El eco apunta a la música y a los libros que lo rodean, además de a su relación con la tierra. Con la de los Poderi Luigi Einaudi, de la finca de Dogliani, incluido el Relais sumergido en los colores de las Langas.
Matteo maneja la elegancia de esos colores, que luce a menudo, con un estilo que viste sus raíces. También al elegir los calcetines, un rayo de color que indagamos a continuación.

Los compra. En todas partes, salvo en el extranjero. Matteo considera que no saben fabricar los calcetines con el cuidado y la precisión italianas.
El tejido. Por descontado, el hilo de Escocia, para su comodidad.
La fantasía. Pese a ser propenso a las rayas, no desdeña los lunares. Son sus últimas compras.
Los colores. Todos, salvo el gris, el negro y el blanco.
Il método. Ninguno. Los códigos se consideran pasados, al menos, Sardagna ha pasado a la emotividad del momento. Los calcetines son los que corresponden a cada día.
El par preferido. Rayas grandes verdes y moradas, de cachemira.
El par que repite. La raya, en azul oscuro y burdeos.
La fecha. La manía empezó a los treinta años más o menos.
Un secreto. Los compra a menudo en el aeropuerto.