Left
  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06
  • 07
Right

BON VOYAGE: Oki Sato
My Milano: by feet and food

Oki Sato está en Milán para el Salón del Mueble, ocupado con sus instalaciones cult. Nos referimos al fundador de la marca Nendo, así pues, al japonés que vive viajando por el mundo, donde firma con puro minimalismo su universo hecho de diseño.

Nos reunimos con él para preguntarle por su Milán: «Que no veo, porque voy del aeropuerto a las reuniones y de ellas al hotel, en un círculo interminable».

Preciso como en el diseño, Oki Sato ha calculado que en 12 años ha aterrizado en Milán unas 110 veces. Ninguna visita a la ciudad, se decía, en compensación, siempre las mismas paradas, en los mismos lugares, pidiendo siempre las mismas cosas: «Que ya ni siquiera pido, me las traen directamente. Me gusta mucho, me siento en casa».

El hotel en Brera, la pasión por los lugares abarrotados y nunca de lujo, la manía de los dulces y la dieta (difícil llamarla tal) a base de carbohidratos.

Desayuno: capuchino y bollo de chocolate en Princi.
Comida: los tagliatelle con setas de calabaza están en la cima del mundo de la pasta, como alternativa la pizza marinara.
Aperitivo: el Negroni y lo Sbagliato, en el bar Radetzky. ¿Cuán prefiere? «Los dos, de forma que primero me traen uno y después el otro».

Luego, las citas se realizan en los alrededores de la avenida Venezia «Una zona magnífica para caminar y echar una mirada rápida a las estatuas y a los jardines de los patios». Parada obligada en Cova, por los rollitos de crema. Él se come siempre tres.

La maleta perfecta

La vida de Oki Sato transcurre en el avión y en una doble vía. Siempre de viaje, la maleta siempre preparada, mejor dicho: nunca la deshace.

Ni siquiera en su casa, en Tokio: «Paso solo unos cuantos días cada vez que voy. Si cupiese también el perro más que la maleta sería mi casa perfecta».

Los desplazamientos se agrupan en un único viaje de dos semanas al mes en las que cambia a menudo de ciudad. «Siempre llevo las mismas cosas».

Además, Oki Sato dobla las mismas cosas. Idéntico el contenedor, una maleta rígida negra, igual también el contenido: del abrigo al champú, dos de todo.

Una formula fija para cambiar cada vez que vuelve a casa sin pensar.

Check in
15 camisetas blancas, 4 pantalones casual, 3 suéteres, 4 trajes de chaqueta negros. «Y poco más».

A mano En la bolsa de piel negra de Tod’s el ordenador y un libro.

El sitio para el perro - nombre Kinako, raza chihuahua/pug –quizá lo encuentre.