Left
  • 01
  • 02
  • 03
Right

MY MANIA: Polly Morgan
Mis recetas

A partir del 24 de febrero esta artista cult que reside en Londres expondrá en Milán, en la galería Voena, sita en la calle Fontana, cuyo espacio, una sala tras otra, es una mezcla de antiguo y contemporáneo que recuerda mucho a ella, artísticamente hablando.

Polly Morgan, cuyo Portrait no tardará en aparecer en lína, se distingue en el mundo del arte debido a su técnica – sumamente retro – con la que reelabora el pasado para imaginar el futuro: la taxidermia o, si lo prefiere, la embalsamación de animales es el medio que ha elegido para crear unas visiones actuales enmarcadas en un fondo surrealista.

Auriculares de teléfono de los que salen pollitos, más pollitos colgados de unos globos rojos que flotan a escasos centímetros del suelo; u otros trabajos, como la serpiente pitón que simboliza el infinito - sin cabeza ni cola.…

En su casa de Londres, que tiene el estudio en la planta baja, Polly sigue elaborando recetas, pero en este caso se encuentra en el piso de arriba, que tiene una magnífica vista, y su tarea consiste en realizar delicias gastronómicas muy refinadas. Su manera de ser artista en la cocina consiste en "adaptar" los platos que más le han gustado en los restaurantes.

La manera es ésta.

“Estas son cosas que suelo cocinar. Platos que me han gustado en los restaurantes y que luego adapto ligeramente..."

Higaditos de pollo con pera caramelizada, bollo, albahaca y alcaparras.
Fría cuatro peras maduras en mantequilla hasta que se caramelicen. Añada una pizca de sal marina.
Tueste el bollo y úntelo de mantequilla.

Selecciones unas hojas grandes de albahaca y eche por encima las alcaparras saladas y un chorro de aceite de oliva.
Cueza en una sartén los higaditos de pollo, unos minutos por cada lado. Deben de estar rosas por dentro.
Sirva los higaditos sobre el bollo tostado con la ensalada de albahaca y alcaparras, y una pera caramelizada a un lado.

Médula, tostadas, perejil y alcaparras:
Pida a su carnicero una jarreta de ternera en 2-3 lonchas.
Cuézalas en el horno durante 20 minutos.
Pique finamente el perejil con las alcaparras saladas y un poco de aceite de oliva; sírvalo con las tostadas.

Lubina con arroz al cardamomo:
Para cada porción, corte un trozo grande de papel de aluminio y envuelva en él los siguientes ingredientes, de forma que no puedan chorrear o derramarse:
Una lubina entera
Jengibre picado
Ajo picado
Guindilla picada
Pepino troceado (sin la pulpa)
Té de limón troceado (quítelo para comer)
Media cebolla picada
Dos cucharadas de salsa de soja.
Cuézalas en el horno durante 20 minutos a 180º.
Para el arroz, use Basmati con unas 15 vainas de cardamomo. Cubra el arroz con agua y eche una nuez de mantequilla. Llévelo a ebullición y déjelo hervir durante un minuto cubierto. A continuación meta la bandeja en el horno a baja temperatura (160º) durante 20 minutos.
Espolvoree el arroz y la lubina con cilantro fresco y picado.