Left
  • Sofia Camerana
  • Sofia Camerana
  • Sofia Camerana
Right

MY MANIA: Sofia Camerana
Mi Colecciones

PERROS.
Inicia con los primeros, los que vigilan la casa, alineados a la entrada y en el pasillo, unos animales tan amados por sus dueños –en su mayoría ingleses- que estos llegan incluso al punto de encargar sus retratos al óleo o carboncillo, y cuyos ojos, hoy enmarcados, esconden sin lugar a dudas algo.

El preferido: “Un caniche, por descontado. Una mirada astuta y orgullosa”.

Los marcos: Nunca los cambio, me gusta conservar el original”. Sources : “Pequeñas subastas al fondo de King’s Road, en concreto en Lots Road, o sino en el mercadillo de Bermondsey”. Los horarios: “Empecé con mi madre cuando estaba en un internado en Inglaterra, la vuelta iniciaba a las cinco de la mañana”.

SOMBREROS.
Una colección nacida en tiempos más modernos”. Sofia Camerana tropieza con el trabajo de una modista que une trozos de encaje usados para realizar trajes de novia, que ve dibujos de caras en los que los sombreros están adornados con cintas, plumas y botones, pegados con un efecto tridimensional-retro.

La evocación.
“Soy una apasionada de la literatura del siglo XIX, sobre todo inglesa. Estos sombreros me recuerdan a las heroínas de ese mundo”.

Posición.
Todas las caras en la habitación, cruzándose o desafiando a las otras, en lucha con el último decoro. ¿Todas juntas? “Si estuvieran esparcidas por la casa me parecerían desordenadas”.

Preferencias. “Cuatro sombreros de invierno llenos de plumas”.

Las fuentes. En este caso, las direcciones son los mercadillos históricos italianos, el Gran Balon de Turín, en Florencia el mercadito que hay detrás de la plaza Santa Croce... el resto hay que descubrirlo, como hace ella.