MY MANIA: Tatiana Gecmen Waldeck

The Sound of Tatiana

La electro dama en búsqueda de ritmos

Años de moda, marketing y comunicación antes del vuelco profesional: audio book y otros proyectos top secret que acercan a la baronesa Gecmen Waldeck – en breve su Tod’s Portrait - al tema de la música.

«Me sigue a diario toda la vida, en el coche y en casa, mientras trabajo y también en el avión, para aislarme del mundo». Una pasión que se ha convertido poco menos que en una obsesión, en una búsqueda: «Ya no voy a las discotecas por mundanidad, no frecuento los clubes donde encuentro a mis amigos, vago a la caza de dj y de calidad de sonido».

la trama:Inicia con lo clásico, una juventud vivida en parte en Salzburgo, entre festivales de música clásica, ópera y conciertos. Se atraviesan los viajes en coche con sus padres, ella inmersa en las notas de Eagles, Police, Led Zeppelin, Kim Wilde y luego Neville Brothers, Roxy Music, Sade. «Era una época en la que se grababa la música de la radio: de Prince a Talking Heads o a Depeche Mode, hasta que llegaron los cedés, punto final de las grabaciones e inicio de las informaciones».

Después se pasa a la oscuridad, la de las veladas de género en la discotetca en las que Tatiana se acerca a los dj, anota nuevos nombres y pide cedés para seguir nuevos rastros.
«Luego llegó el MP3 y las descargas, a continuación las playlist y ahora el streaming... pero yo sigo buscando. Sobre todo en SoundCloud».

La playlist de Tatiana.

Los clásicos: Massive Attack, Radiohead, Beck y These New Puritans, Antony and the Johnsons, Nico Muhly.
Current obsessions:Atmósferas de Agnes Obel, los sonidos compuestos por Dream Koala, Soko con sus textos llenos de humor y su inglés cantado como francés, incluidas todas sus colaboraciones.
Fruto de la búsqueda: Efterklang, Jay-Jay Johanson, Princess Chelsea, Lulu Rouge.
Bandas sonoras: Angelo Badalamenti para Twin Peaks, Ennio Moricone y todo el mundo del western, Wojcieck Kilar para Dracula de Coppola y en los últimos tiempos Arcade Fire para Her, una película de Spike Jonze.
La tienda: En Portugal, ciudad de Porto, el letrero reza: Materia Prima.
La cita:Este verano iré por primera vez al festival de música por excelencia, el que se celebra a finales de junio en Glastonbury, Inglaterra.

Disco choice.

Berlin. . «Es la ciudad número uno. Adoro el Kater Holzig, un local con varios sonidos y atmósferas en cada sala, que da al canal. Además está el Club der Visionaere, con un interior pequeño y un exterior enorme, donde te puedes sentar a orillas del canal bajo el gigantesco sauce llorón».
London. La cita más cool está en East London, las veladas del Plastic People, título Behind this wall, música underground a 360 grados en un local semejante a una caja negra.

Back to top