Skip to main content

MY BELOVED: Figaro

Figaro &Yo

“¡Figaro y yo estábamos hechos el uno para el otro! Nació a trescientos metros de mi apartamento en Saint Germain des Prés. Nos conocimos gracias a Sarah, una amiga neoyorquina que posee también varios perros salchicha. Son unos perros realmente únicos y los dos nos enamoramos de esta raza”

Habla Jean-Christophe Laizeau - Director de comunicación de la Maison de Champagne Ruinart con sede en París, revelándonos los detalles de su arte de vivir.

“Para él elegí el nombre de un personaje de una obra teatral: un nombre de raza que le iba como anillo al dedo. ¡Por casualidad es también el nombre de uno de los diarios franceses más leídos, una elección especialmente adecuada, teniendo en cuenta mi profesión!

De Figaro me gusta sobre todo su inteligencia. Comprende cuando tengo prisa y cuando, en cambio, tengo tiempo para dedicar a los demás, y se adapta en consecuencia. Es muy sociable con la gente y con los demás perros, pero en ocasiones es también capaz de mantener las distancias. ¡Me divierto mucho con él! Al igual que su dueño, detesta la lluvia, porque los dos somos unas criaturas "luminosas" Es capaz de dormitar durante horas al borde de la piscina bajo un sol abrasador. Adora el campo y creo que a veces le gustaría montar a caballo conmigo.

Nos gusta pasear juntos. Dado que es muy obediente, nunca uso la correa. Durante el fin de semana damos largos paseos, el resto de los días corremos juntos por el Bois de Boulogne, delante de casa. Hace un año nos mudamos de St Germain a Neuilly. Los parisinos intentaron hacerme cambiar de idea, pero he de decir que Neuilly es el lugar ideal para vivir en París.
Neuilly es el Upper East Side parisino y el Bois de Boulogne es un lugar encantador.

Somos inseparables. Me acompaña al despacho, al restaurante, de viaje y a casa de mis amigos durante el fin de semana. Las personas que tienen hijos se alegran mucho, porque Figaro es capaz de jugar con ellos durante horas, tiene una paciencia infinita... Es un perro salchicha con el que resulta fácil convivir, porque, modestamente, he sabido darle una óptima educación.

Viajamos juntos a cualquier lugar del mundo, salvo Inglaterra, porque en este país aún resulta difícil obtener permiso. Cuando debo ir a Londres Figaro se traslada a la casa familiar de Loiret, en el campo. A este lugar lo llamamos Prozac-sur-Loire, porque no hay nada que hacer en él. Pero es perfecto para Figaro, que se calienta al sol o duerme.

Al igual que yo, Figaro adora Venecia. Los venecianos adoran a los perros salchica y por este motivo nada más llegar a la ciudad nos sentimos en el séptimo cielo. ¡Además, Figaro no se marea cuando navegamos!

Como no podía ser menos, a Figaro le gusta también NYC, donde tiene muchos amigos: Gus, Cricket, Hélène y Jackeline, los perros salchicha de mi amiga Sarah y de su hija Whitney. ¡Su tienda preferida en Nueva York es Canine Style, en el Upper East Side!

Cuando viajamos juntos uso siempre la bolsa que me regaló Yves Carcelles. Cuando la saco Figaro comprende que vamos a salir de viaje. Entonces corre a buscar su juguete preferido, lo mete en la bolsa y estamos listor para partir. "

Back to top