Skip to main content

Julia van Hagen

El arte de crear rumor.
Arte y moda, en el blog y en los pop-up store, que abre al mundo.

Nos reunimos con ella en París. Luce una cazadora de cuero y satén, de corte de alta costura y viste de negro, pero el anillo de Sylvia Toledano, una gran cruz que invade la mano, delata un aspecto más bien excéntrico. Julia creció en Londres con una madre alemana, que era coleccionista de arte contemporáneo, origen al que añadimos, como en una receta, la moda y los viajes: para completar el panorama de intereses que la joven van Hagen, de veintiocho años, concentra en el blog que lleva su nombre (juliavanhagen.com). París y Nueva York como capitales en que vivir, en una vida que gira alrededor de los eventos que Julia organiza en todo el mundo. Un cruce de arte y moda, el filtro con el que ve y siente las novedades, y con el que trabaja. Para abrir a los diseñadores nuevos mercados y colaboraciones: los pop-up store, son el ejemplo ya pasado de Londres, Gstaad, Ibiza, París, Monaco, Estambul y Saint Tropez. «Creo que los ingredientes esenciales de cada éxito son el lugar, el producto y el rumor que se genera a su alrededor. Mi trabajo ofrece esto».

Las medidas del estilo van Hagen según Julia:
El lujo: viajar. De la India uno vuelve cambiado; Tokio es la ciudad que me viene primero a la mente.
La ciudad: aquella en la que vivo, Nueva York, por la energía; París, en cambio, por la calidad de vida.
El color: azul
El regalo más bonito que has recibido: una pochette de color fucsia de Smythson con las iniciales: me la regaló mi hermano.
La maleta: muy ligera. Los esenciales: una blusa bonita, una camiseta bien cortada, unos vaqueros y un pantalón negro de corte skinny, un suéter de cachemira y dos bolsos, uno de los cuales pochette, y el pintalabios.
El lugar ideal: en el campo, sentada delante de la chimenea, con el bosque fuera.
En la playlist: el sonido electrónico de Gary Gerber.
En casa: parqué y paredes de color gris aviación, arte contemporáneo y tejidos sofisticados en los sofás y los cojines.
El libro: How to be a Parisian ( whereveryou are ) irónico y muy real. Una divertida guía de estilo y usos típicamente parisinos, descritos por cuatro autoras muy simpáticas.
La película: Grandes esperanzas, basado en la novela clásica de Dickens, pero ambientada en época moderna. La he visto varias veces, es una historia de amor con un fondo místico y mágico. De ella me gustan mucho también los interiores, que mezclan atmósferas muy diferentes.
Nunca: el medio tacón.
Siempre: una pieza o un complemento impactante, poderoso.
Tu app: Instagram.
París, en la mesa:
- un cheeseburger o las vieiras, por la noche, en la Belle Epoque( Operà, 36 rue desPetitsChamps );
- el menú de la cocina tailandesa de Madame Shawn ( el canal Saint Martin ).
La tienda: la Boutique à Chapeau, 105 rue Saint Honoré. El sombrero −uno es bonito− es necesario para dar un marcar el propio estilo.
julia van hagen my tod's lightbox

tods lightbox logo

El mocasín Leo, de forma superclásica y estilo deportivo, corresponde perfectamente a mi sentido de la elegancia cotidiana: con pantalón y sin tacones.
julia van hagen my tod's signature
Back to top