Skip to main content

Louis Marie de Castelbajac

Monocromático con detalles sorpresa

El estilista y artista que mezcla la Historia y el pop.

El conde Louis Marie, artista y estilista descendiente de la familia de Castelbajac, residente en el castillo de Loubersan, hijo del estilista Jean Charles y nieto de Bill Chambers, crecido entre París y ciertos ambientes de Inglaterra, en la actualidad vive a caballo entre París y Nueva York.

De padre francés y madre noruega, su estética esencial tiene dos caras: «En mí coexisten la fuerza nórdica y el confort de la Europa más sofisticada, menos hábil en el arte de la supervivencia».

Potencia principal y sublime sofisticación, una doble vía que combina en su trabajo como director artístico, en sentido amplio.

Inicia en 2007 con las camisetas Panda Kunst con eslóganes políticos, luego viene la línea Le Void, artículos de punto y camisetas con juegos de palabras, a continuación los bolsos diseñados para Tyler Alexandra Ellis, Armagnac en la actualidad. El suyo, el que lleva la etiqueta 700 y que fue creado en 2013, es en parte la causa de sus continuas idas y venidas entre Francia y Nueva York, en una sistemática alternancia de capitals del mundo y de mundos mentales.

Con el joven de Castelbajac y gracias a Armagnac se pasa también a través del arte, está a punto de llegar una nueva serie, entretanto, en el currículum los dibujos, fotografías y collages que se expusieron en París en 2009 con el título The Anatomy of 1, seguidos de las obras de The Blood, the Bow & Arrows of Desire, con la violencia de los medios de comunicación como tema de reflexión.

El motor de la creatividad: «La parte susceptible de evolucionar es la más frágil. Para crecer hay que serlo».
Dirección artística: significa expresión artística.
Armagnac: Un homenaje a la región francesa en que éste se pdoruce y de la que procedo. La etiqueta 700 celebra los siete siglos de existencia del licor más antiguo del mundo.
Sentido de los interiores: En el cabinet of curiosity de Louis Marie se mezclan la Historia y el pop, las cartas originales de Alexandre Dumas con varios robots y dibujos «que hice con Keith Haring», el modelo del barco que hay sobre la chimenea procedente del Ministerio Naval de Francia y el sofá en forma de guante de boxeo. .
El eclecticismo: Una manera de hablar de la realidad.
La dirección: El mercadillo del usado de Saint Ouen, sección naval.
La colección: Mapas de guerra. Lugares antiguos que hablan de las vidas que se sacrificaron para salvar otras. Los míos van desde la época de Napoleón a Vietnam e Irak, pasando por las dos guerras. Es interesante seguir la simplificación y la evolución que se ha producido en los mensajes gracias a los avances de la tecnología.
La película: Kanał de Andrzej Wajda, que ganó en Cannes en 1957 con una fuga a través de unos túneles excavados en los iglús: «Fatalista y claustrofóbico».
El estilo: Mi ADN es una combinación agresiva, al igual que mi estilo: una «premisa» clásica con toques propios de los años setenta y ochenta.
El monocromatismo: Concentra todas las fuerzas, quién eres, en un solo color. El que eliges domina luego todo el día, es una sutil forma de control: el negro que eliges es el que hace que el día sea así.
Siempre: Con frecuencia los buckle shoes marrones, combinados con el cinturón, por supuesto.
Nunca: Las zapatillas de gimnasia y más de tres colores a la vez.
Hoy: Ha elegido el color azul para los vaqueros, la camiseta, la chaqueta de corte estrecho y a medida.
La firma: Los guantes, por ejemplo para ir en moto, también con una camiseta.
El sombrero: Modelos Borsalino desestructurados, sin banda en contraste, pero combinados con el color del día.
Sus colores preferidos: naranja, blanco y rojo.
Secreto de estilo: Jamás tomarse todo en serio, mostrar siempre una punta de humor.
El detalle: La maleta, importante. Los calcetines de un color inesperado y al margen de cualquier esquema, naranjas o morados.
Back to top