Matteo Sardagna

Sardagna y su especial percepción de la tierra

Por encima de todo, Matteo está vinculado a la tierra y luego a sus colores. Nos recibe envuelto en los otoñales, que luce a menudo y que lo rodean hoy, además de las viñas. Las de los Poderi Luigi Einaudi, entre los colores de la tierra de las Langhe, en los que su familia vive sumergida desde principios del siglo XIX, empezando por su bisabuelo, Luigi Einaudi. Hoy Matteo se ocupa de la sociedad vinícola, además de la dirección de la finca de Dogliani, de la gestión del Relais: 10 habitaciones con el encanto de una residencia privada, además de las comodidades de un B&B tecnológico inmerso en el verde.

Cultura y elegancia - en las mejores hipótesis, las dos corrientes caminan de la mano. Es el caso de Sardagna, cuyo estilo parece «vestir» sus raíces.

Una mezcla decolores otoñales que tiñe los trajes sumamente clásicos —hechos a medida— con el azar de los tonos de la uva y de los tejidos libremente interpretados. Las camisas y las gorras son de estilo inglés, el sastre es italiano, la predilección el tweed, el chaleco de caza de paño verde, y la bufanda de color natural.
Hay un marco de arte, música y libros, una vena de raíces cultas, en el vestir de Sardagna, que escucha la música de su primo Ludovico Einaudi, a la vez que llena sobre todo la granja que está reestructurando de libros, que colecciona en encuadernaciones antiguas. En el arte su ojo de esteta se ha posado ya en los sabios colores de los cuadros flamencos, y últimamente ha sido seducido por flashes de contemporáneo.

Numerosos los viajes,en ocasiones muy largos. La próxima etapa: de Japón a Sudáfrica, 4 meses. En este caso no, pero normalmente viaja muy ligero: «Una chaqueta, un pantalón y un par de camisas, hago lavar todo durante el viaje».

Nunca:«Con personas ordinarias», dice él.
Siempre: consigo mismo, puede que con nosotros.
Coming Soon: Una nueva aventura empresarial en sociedad con unos amigos: una cadena de pizza al corte. Está de más decir que será “Per-Fetta”, empezando por el título.
Back to top